Boleto para un derecho

Estudiantes Terciarios Organizades nos cuenta el actual estado del Boleto Educativo Gratuito en la Provincia de Buenos Aires. Histórica lucha por un derecho de los estudiantes terciarios que el gobierno se niega a implementar.


Por Caio Gabriel Mandon* y Micaela Junco **



Fotografía: sitio web del SUTEBA

En los últimos meses se ha observado la masividad de movimientos estudiantiles reclamándole al gobierno provincial la implementación del Boleto Educativo Gratuito. Particularmente, lo que caracterizó a este fenómeno, fue el estudiantado de nivel terciario superior que tomó como una de sus principales banderas esta lucha y fueron quienes se pusieron al hombro el reclamo.


Para enmarcar la situación hay que entender que en la Provincia de Buenos Aires ya existe una Ley -14.735/15- de Boleto Especial Educativo promulgada en agosto del 2015 que establece el régimen especial de boleto, de carácter gratuito -Art 2.- para alumnos usuarios del sistema de transporte ferroviario provincial, fluvial y de colectivo de pasajeros, pertenecientes a instituciones educativas de gestión pública o de gestión privada con aportes estatal, en todos los niveles de educación, incluidos los de formación profesional y bachilleratos populares, respecto de los servicios de transporte urbano, suburbano e interurbanos.



Breve repaso histórico


Los antecedentes en Argentina tienen sus raíces en 1952 en principios del segundo mandato de Juan Domingo Perón al aprobarse el Boleto Estudiantil Primario en un contexto de urbanización e industrialización. A partir de la posibilidad de acceder al sistema educativo, las clases populares demandan un sistema accesible para sus hijos e hijas, mediante el subsidio del transporte público. Se extenderá a secundarios y universitarios mediante un decreto promulgado por Onganía, donde se les reduce el 20 % de la tarifa, sin embargo, sin aplicación en la Provincia de Bs As.


La lucha continua en 1975 en pleno gobierno de Isabel Perón. En un contexto de debilidad política, renuncia Omar Ivannissevich, el Ministro de Educación e impulsor de la intervención y persecución a estudiantes en colegios y universidades, asumiendo Pedro Arrighi, ligado a sectores de las Fuerzas Armadas.


En este marco, desde la UES y con diversos espacios nucleados en la CES -Coordinadora de Estudiantes Secundarios- se lanzan a la pelea por el Boleto Educativo Secundario.

El 13 de septiembre de 1975, la ordenanza 4193 de Boleto Estudiantil Secundario, será aprobada en el Concejo Deliberante de La Plata. Transformándose en la conquista más significativa de los estudiantes platenses. Pero en agosto de 1976 se anula el decreto. El 16 de septiembre de ese mismo año será la trágica Noche de los Lápices, en la que la dictadura cívico-militar secuestró a estudiantes secundarios, de los cuales solo 4 sobrevivieron, y les demás continúan desparecidxs.



La lucha hoy


Los gobiernos neoliberales, el ajuste económico en el financiamiento de la educación pública así como en salud, previsión social, el recorte en subsidios al transporte y servicios básicos, el endeudamiento a largo plazo con los bancos internacionales, la pérdida del poder adquisitivo, y muchos más avances -en detrimento de los derechos de las clases populares para concentrar la riqueza en los sectores privados más pudientes de la Nación- fueron políticas restrictivas a lo largo de las décadas de los ’80 y los ’90. A partir del 2003, el gobierno toma un camino diferente y apunta hacia un Estado de Bienestar. Las políticas económicas de desendeudamiento, el incremento de fondos hacia la educación que los aumentó de un 3% a un 6% del PBI, los subsidios en el transporte público, la inversión en el área de Ciencia y Tecnología, así como la creación de decenas de universidades e Institutos de Formación Superior Docentes y Técnicos, dejan percibir a la sociedad (principalmente la clase trabajadora de las periferias, léase como ejemplo el conurbano profundo del segundo y tercer cordón de la provincia de Bs As) la posibilidad de acceso a la educación.


En particular, los ISFDyT incrementaron su número superando los 200 establecimientos en la provincia de Bs As. La inmensidad de esta masa estudiantil no estuvo exenta a la organización gremial. Á partir de la nueva LEN 26.206 del 2006 y de las posteriores resoluciones del CFE comienza una era de avanzada en todas las legislaciones que regulan las políticas internas del nivel superior. De este modo, los Consejos Académicos Institucionales y los Centros de Estudiantes comienzan a tomar protagonismo en las discusiones políticas. Esto germinó una forma de organización participativa, democrática y masiva. No sólo entre las paredes de los institutos había una línea clara de organización estudiantil-docente, sino también de carácter interinstitucional, intersindical. Las agrupaciones políticas estudiantiles, cada vez más parecidas a las de las universidades, comienzan a nuclearse en coordinadoras y “organizaciones terciarias” por región, por distrito o por región educativa de la provincia.




A partir del año 2016 comienza una nueva etapa de gobierno de tendencia neoliberal con una clara postura anti sindical, con una perspectiva pedagógica individualista y meritocrática. Junto a esto, vemos les estudiantes cómo la educación pública entra en un proceso de desfinanciación y desprestigio por parte del gobierno provincial y nacional. Las acciones políticas del Estado desembocan en una caída brusca de la calidad educativa: el aumento masivo de desempleo, los constantes tarifazos, y la quita de subsidio en áreas como el transporte público y/o la salud, hacen que para un estudiante hijo o hija de cualquier trabajador comience a serle más dificultoso financiar su viatico y sus materiales de estudio, aún más en la gran mayoría de les estudiantes de superior que son jefes o jefas de hogar (entre el 60% y 70%), y ni hablar de aquellos quienes tienen hijas o hijos a su cargo. Las becas otorgadas por el gobierno anterior, tornaron a un tinte meritocrático y excluyentes. La educación en si misma ya no se enmarcaba dentro del paradigma de la inclusión de las clases populares. Ante esta avanzada del neoliberalismo las organizaciones gremiales estudiantiles toman como bandera de lucha del boleto terciario provincial como uno de los derechos negados a partir del decreto 863/16, donde la Gobernación Provincial reglamenta la Ley 14735 dejando a el nivel terciario fuera.



La organización hoy


Los reclamos se llevan adelante en varios puntos de la provincia de forma disuelta, luego de diversas movilizaciones locales, diversos Centros de Estudiantes y agrupaciones estudiantiles empiezan a nucleares.


Estudiantes Terciarios Organizades (ETO), una de las coordinadoras que concentra un mayor número de organizaciones estudiantiles, se convocan en una gran marcha a la Dirección de Educación Superior en La Plata. En abril del 2018 se lleva a cabo una de las tantas reuniones con Ariel Domené, el entonces director de la DES. Ante las negativas, el ETO decide iniciar una recolección de firmas en los diferentes distritos activado con la fuerza de las agrupaciones estudiantiles de los terciarios. El mes siguiente después de las jornadas de visibilizarían por el boleto, los terciarios acompañan en la marcha federal de educación en una misma columna. Las 7 mil de firmas recolectadas se presentaron en la Secretaria de Transporte, entidad que fue designada como la Autoridad de Aplicación según el decreto donde simultáneamente se realiza una radio abierta con el fin de difundir a la sociedad la lucha por el boleto terciario. El 19/6 se lleva a cabo una movilización de estudiantes terciarios junto a la FULP, Estudiantes Secundarios y sindicatos docentes por la plena implementación del boleto. En una conferencia de prensa del SUTEBA y del FUDB, se logra instalar la demanda de los terciarios como uno de los puntos de negociación en la mesa paritaria. En Julio renuncia Domene, dejando a la DES sin directivo. En el marco de La noche de Los Lápices se vuelve a realizar otra movilización en La Plata. Al mes siguiente, el Consejo Deliberante de Quilmes aprueba el boleto terciario municipal que jamás se pone en vigencia.


En noviembre 2018 llega un comunicado a todos los terciarios de la provincia notificándose el cierre de comisiones y cursos. Lo que desembocó en una gran marcha a la DES con la presencia de sindicatos, gremios, docentes, estudiantes y agrupaciones políticas. La reunión con la Directora de Educación Inicial, Eleonora Cucchiarelli, finalizo sin ninguna respuesta concreta. La segunda marcha a la DES, en diciembre, no solo no tuvo recibimiento de las autoridades, sino que esperaban a los estudiantes con la policía en la puerta.



En febrero del 2019 se hace la presentación del proyecto de Ley de Boleto Educativo Nacional en el Congreso de la Nacion. Ese mismo mes, renunciará Eleonora Cucchiarelli, y en su lugar asume otra docente del nivel inicial, Silvia Carderalli con quien se reúne el ETO en el marco de una Radio abierta en La Plata. Las respuestas negativas continuas de esta lucha no detienen la fuerza estudiantil que continúan con intervenciones artísticas en la Secretaria de Transporte y con más acciones distritales en el marco del pedido de “Boleto Terciario ya” y “Vidal, cumplí la Ley 14735”.


El contexto económico-social recrudece cada vez más la situación de los estudiantes terciarios, que en varias entrevistas en las todas las zonas de la provincia de Buenos Aires, manifiestan que el costo del boleto es uno de los principales motivos por los que piensan en abandonar la carrera.


El ultimo 14 de junio de 2019, miles de estudiantes terciarios, en unidad con universitarios y trabadores de la educación, se movilizaron masivamente exigiendo la plena implementación del boleto estudiantil, entendiendo que la ley no es implementada en la totalidad de los sectores que abarca, como los CENS, bachilleratos populares y FINES. En lo que respecta al nivel superior, se lo percibe más intensamente en la deserción estudiantil antes mencionada, que trata de 40%. Cada vez se coarta más el derecho a llegar a la Educación superior y poder egresarse en ella. Pero esta movilización del frío junio no es una más, se estima que la coordinadora terciaria de Estudiantes Terciarios Organizades suma más de cincuenta terciarios de toda la provincia. Un logro enorme para la organización terciaria que sigue exigiendo sus derechos en las calles.


Llega julio y seguimos en nuestros terciarios sufriendo la deserción de nuestres compañeres y viendo como cada vez desguazan más nuestra educación pública. Pero seguimos organizades ante los avances de un modelo de país que no parece precisar docentes, mucho menos docentes populares.



* Comisión Directiva Centro de Estudiantes ISFD Nº 29 de Merlo

** Presidenta del Centro de Estudiantes del ISFD Nº 21 de Moreno

Integrantes de Estudiantes Terciarios Organizados (ETO)


2 vistas0 comentarios