Politización estudiantil en los institutos

Un recorrido por los centros de estudiantes y su crecimiento como actores políticos.



Por Horacio Giberto (Estudiantes Terciarios Organizades)


El año 2016 encontró a los estudiantes terciarios resistiendo políticas que buscaban achicar las comisiones e institutos de la Provincia de Buenos Aires. Se ponía en evidencia el crecimiento cuali y cuantitativo de la organización que sembraron las políticas estudiantiles del INFoD y que se hizo visible en el encuentro de “Pedagogía de la Memoria” * en la ex ESMA en el año 2015. Asimismo las gestiones provinciales de J. Huergo y V. Piovani impulsaron la organización de los centros de estudiantes generando espacios de participación como los Consejos Académicos Institucionales, Regionales y el Consejo Provincial de Educación Superior, este último también con representación de todos los claustros, activos, en paridad y hasta con los no docentes. Estos espacios fueron aprovechados, en algunos casos para profundizar la organización y disputa de sentido hacia el interior de los institutos.



La primera movilización contra el ajuste que hicimos en conjunto con la CET (Coordinadora de Estudiantes Terciarios), de CABA, en diciembre de 2016, nos dio la posibilidad de entender que había problemáticas que atravesaban las realidades de los institutos, más allá de las historias particulares. A partir de ahí empezamos a construir un nuevo actor político para disputar las concepciones hegemónicas que nos rodeaban, tales como “En los institutos no se discute política”. Teníamos un gran desafío, el de instalar una problemática de un colectivo invisibilizado e históricamente “apolítico”. La noche neoliberal, lejos de asustarnos, nos desafió a buscar alternativas para organizarnos y pelear para no retroceder en lo que entendemos un sistema de educación superior que iba mejorando en calidad y en condiciones.


Pudimos empezar a coordinar y entender que la unidad era fundamental para conseguir posicionar a los institutos superiores en la escena política. La red interinstitutos nos permitió empezar a disputar espacios dentro del Consejo de Educación Superior (CES) de la Provincia de Buenos Aires, vincularnos con compañeros sin afiliación partidaria ni militancia orgánica comprometidos con las realidades de sus institutos, y colaborar para que cada uno de los institutos de la provincia tenga un centro de estudiantes, que pueda acompañar las reivindicaciones gremiales pero al mismo tiempo pueda discutir políticas públicas, y un proyecto educativo para una modelo de país distinto al que nos plantearon desde el 2016 en adelante.



El trabajo no fue fácil, pero la militancia y el compromiso de les compañeres, fue mostrando los resultados. Pudimos coordinar un espacio provincial que acompañó desde los intentos de desmantelamiento del Ministerio de Educación de la Nación, hasta la pelea provincial contra el ajuste, y en los distritos contra el cierre de carreras. Específicamente junto al gremio SUTEBA, trabajamos para instalar que aspiramos a formarnos como trabajadores de la educación por lo que reivindicamos la importancia de los sindicatos docentes como sujetos en la discusión de políticas públicas. En este sentido procuramos avanzar en la discusión por instituto sobre qué educación se necesitaba para un país que busca la igualdad de posibilidades, que posea soberanía educativa y que tenga la mayor pluralidad de voces en pos de una creciente democratización.

Durante 2017 y 2018 los problemas de ingreso y permanencia en los institutos se iban agravando, por la falta de políticas de acompañamiento educativo y/o instrumentos que removieran los obstáculos creados por el deterioro socioeconómica por la que fuimos atravesados.

Hoy con un gobierno de todes que empieza a ponerse en marcha, podemos decir orgullosamente que hemos podido dar la batalla en nuestro territorio, logrando que a los institutos superiores no les pasara la historia por el costado. Nuestres compañeres hoy discuten política y toman posicionamiento y elles van a ser les futuros docentes encargados de ejecutar una política educativa, por la cual la creciente organización estudiantil estuvo resistiendo y peleando para que así fuere.



*Pedagogía de la memoria fue una política pública atacada desde el principio, no sólo para quitarnos la identidad y afectar nuestra memoria, sino porque participaban activamente toda la comunidad educativa, afianzando lazos interinstitucionales y intrainstitucionales, por eso la importancia de recuperarla.

67 vistas

REVISTA INVENTARIO

Proyecto de Extensión Formación y trabajo docente - Seminario en movimiento (UNLU)